Vuelos económicos a Friedrichshafen

BUSCADOR DE PRECIOS BAJOS

De
Seleccionar aeropuerto
A
Prueba “Lisboa”
Selecciona origen y destino

Por qué ir a Friedrichshafen

¿Es un pájaro? ¿Es un avión? No, es el zepelín que ha sobrevolado Friedrichshafen desde que el magnánimo conde Ferdinand Graf von Zeppelin, un antiguo oficial del ejército prusiano, presentó la primera aeronave gigante con forma de puro en el año 1900. Ahora, el museo de la localidad cuenta la historia y muestra algunas cifras impresionantes, incluidas las del Graf Zeppelin, que dio la vuelta al mundo en tan solo 21 días en el año 1929. Si sientes curiosidad, puedes elevarte hasta el cielo en un pequeño zepelín.Sin embargo, en Friedrichshafen hay mucho más que aeronaves monstruosas. Con una modesta población de 59.000 habitantes, esta agradable y tranquila localidad situada a orillas del lago de Constanza cuenta con un florido paseo frente al lago, así como barcas de pedales, una piscina y un bar en la playa que le proporciona un aspecto más veraniego. Cafés y restaurantes inundan la avenida principal, Karlsstrasse, donde podrás probar el felchen local (pescado blanco) y el pinot blanco.Friedrichshafen puede explorarse cómodamente durante todo el año: visita las localidades medievales, los spas, los viñedos y los huertos junto al lago de Constanza. El sendero para bicicletas Bodensee Radweg rodea el lago y atraviesa los tres países que limitan con él: Alemania, Austria y Suiza. También puedes subirte a uno de los diversos barcos que surcan sus aguas. En invierno, las laderas de los Alpes alemanes, suizos y austríacos se encuentran a un paso para que disfrutes de la nieve.

¿Cuál es la mejor época para ir?

Icon/Weather/Sun

El mes más caluroso

Julio
Icon/Weather/Rain

El mes más frío

Enero

La mejor época de visita

La mayoría de los visitantes vuela a Friedrichshafen en julio y agosto, cuando el tiempo es más agradable y se alcanzan los veinticinco grados. Es la época perfecta para descansar a orillas del lago Constanza y disfrutar de las vistas de los Alpes junto al agua.

Evita las multitudes

Friedrichshafen, uno de los tesoros menos conocidos de Alemania, no suele estar abarrotada, pero puedes beneficiarte de vuelos y hoteles más baratos si la visitas entre mayo y junio o entre septiembre y octubre. El tiempo es agradablemente templado durante estos meses y los días de lluvia se pueden disfrutar visitando los tres fascinantes museos de la ciudad.

Ciudades como Friedrichshafen

Otras ciudades de Alemania