easyJet homepage

Vuelos baratos a Isla de Man

Somnolientas villas victorianas, increíbles costas escarpadas e incluso el extraño tren a vapor, la Isla de Man es un retazo de Gran Bretaña de los tiempos pasados.

Famosa por sus cuentas bancarias de paraíso fiscal al igual que por otras cosas, la Isla de Man es una sorprendente gema que conserva su belleza natural en el medio del Mar de Irlanda. Con sus 365 kilómetros cuadrados, este lugar es un microcosmos de todas las cosas típicas británicas, a pesar de que no está estrictamente clasificada como parte del Reino Unido. ¿Qué queremos decir con esto? Llegará a esta isla y se encontrará con franjas de valles de hojas, onduladas colinas verdes, llanuras cubiertas de brezos y una gran cantidad de bosques para los principiantes. Y esto sin mencionar la costa, que es una mezcla de belleza escarpada y pintorescas calas de arena. Con sus 17 cañadas nacionales y la inagotable red de senderos, digamos que este es el lugar para visitar si le gustan las actividades al aire libre. Asegúrese de meter en las maletas esas botas de caminar y su palo del 5... ¿no mencionamos que aquí también hay nueve campos de golf?

Si la campiña no le parece lo suficientemente inglesa, entonces quizás su principal ciudad, Douglas, se lo parecerá, ya que cuenta con un largo y encantador paseo marítimo victoriano. Incluso cuenta con un tren a vapor en funcionamiento que data de 1874, con sus vagones originales que todavía pueden usarse, y una red de vías de tranvía antiguas que lo llevarán desde Douglas por la costa este de la isla hasta la somnolienta ciudad de Ramsey. Confíe en nosotros cuando le decimos que las vacaciones en la Isla de Man lo llevarán atrás en el tiempo.

Pero no fueron solo los victorianos quienes dejaron su huella en la isla. La historia aquí se remonta a más de doscientos años y la Isla de Man ha visto asentamientos celtas, vikingos y finalmente cristianos. El resultado es un legado que incluye castillos medievales, antiguos cementerios y gran cantidad de antiguas iglesias y abadías. Y los maneses están orgullosos de su herencia, por lo que encontrará una gran cantidad de impresionantes y galardonados museos que exhiben la historia y el pueblo de la isla. Y si no nos visita por la increíble campiña, el encanto del antiguo mundo o la historia, esté seguro que querrá visitarnos por la abundante vida silvestre. Piense en orcas y ballenas jorobadas, tiburones peregrinos, delfines, focas y más especies de aves de las que puede imaginar. Realice una de las muchas excursiones para ver la flora y fauna autóctona, y compruébelo usted mismo. Si lo que quiere son vacaciones que abarquen historia, increíbles paisajes campestres y una gran cantidad de magia animal, no busque más allá de la pequeña, pero impresionante, Isla de Man.

 

Vuelos Hoteles Coches Vacaciones