easyJet logo
Estás volando desde
Sabes cuándo quieres viajar
Solo quieres irte



Inspírame
Inspírame
Vuelos Vuelos Vuelos Coches Coches Coches Hoteles Hoteles Hoteles Destinator Destinator Destinator

Vuelos baratos a Biarritz

Si buscas ideas para una estancia larga o corta en Biarritz, reserva vuelos baratos con easyJet. En la época medieval, Biarritz era una comunidad modesta dedicada a la pesca y a la caza de ballenas. Los observadores se situaban en lo alto de la meseta Atalye, divisando la población, y utilizaban señales de humo para avisar a sus habitantes cuando las ballenas estaban cerca. La caza de ballenas fue un factor importante para la existencia de la población en el siglo XVII. En el siglo XVIII, Biarritz dio un paso adelante para convertirse en un destino turístico, cuando el Conde de Montijo pasó aquí sus vacaciones en familia en dos ocasiones. Durante el siglo siguiente creció la popularidad de la ciudad. La visitaron reyes y reinas de naciones y estrellas de la pantalla. Bette Davis, Frank Sinatra y Rita Hayworth vinieron para explorar el Monte Carlo del Atlántico. Hoy en día, la ciudad es principalmente destino turístico, aunque todavía mantiene su carácter alejado del mal gusto. La razón principal es que la mayoría de sus visitantes vienen de cerca de España y del resto de Francia.

Biarritz es también un lugar a visitar para los amantes del suf. En Grand Plage y Place do Port Vieux se pueden encontrar tiendas de surf como O'Neill y Quik-silver. No hay necesidad de ir deprisa en Biarrtiz. La ciudad es bastante pequeña y se puede ver todo lo que hay que ver en una visita corta. Vale la pena tomarse un tiempo para visitar el mercado matutino de Les Halles. Pruebe la especialidad de la ciudad: el queso de leche fresca de oveja.

En toda la costa del Atlántico, Grand Plage es la playa clásica por excelencia y la Playa Miramar es la que está más de moda. Los surfistas se congregan en muchas playas, desde Biarrtiz hasta Hossegor.

Hay dos factores que influyen en la comida de Biarritz: el océano y su proximidad al País Vasco. Esto es positivo, ya que, últimamente, la cocina vasca ha sido elogiada como la mejor de Europa. A veces resulta complicado encontrar restaurantes sencillos y económicos en Barritz, pero sí que los hay. La zona que rodea el puerto viejo de Biarritz, Port Vieux, está llena de bares, la plaza Clemenceau. Justo saliendo de la ciudad, cerca del casino, hay un grupo de grandes discotecas, lo cual tiene sus ventajas e inconvenientes. El atuendo de surfista relajado está de moda entre los visitantes más ricos, quienes han descartado el estilo ostentoso de la Riviera.

Si le van las compras, tiene una cita en Biarritz. Hay una gran gama de productos, desde artesanía vasca hasta pantalones de surfista de verano y marcas de diseño caras. La marca de surf Quiksilver tiene relaciones en la zona y sus artículos se pueden encontrar en muchas de las tiendas, así como en su propia fábrica, situada cerca de la Playa Grand Plage. Otras marcas, como O'Neill, tienen tiendas cerca de la playa y alrededor de la plaza de Port Vieux. Las tiendas más caras se encuentran a lo largo de la avenida Edouard VII, entre las cuales se encuentran Natacha, en el número 3 y Hermès, en el 19, así como en la calle Mazagran y en los alrededores de la plaza Clèmenceau. Súrtase de salchichas, queso, jamón serrano y otras delicatessen en el mercado de comida cubierto.