easyJet homepage

Vuelos baratos a Tenerife

Si buscas ideas para una estancia larga o corta en Tenerife, reserva vuelos baratos con easyJet. Tenerife es el lugar perfecto para tomar el sol, nadar en la playa y comer bien. La gran variedad de esta isla es lo que hace que la gente que la haya visitado una vez siempre quiera volver. Tenerife es mucho más que sólo playa. En Tenerife encontrará festivales tradicionales desenfrenados y a la vez una soledad liberadora. Aquí la nieve brillante y la lava incandescente conviven en un mismo espacio. Para el visitante, cada día hay algo nuevo que descubrir. La vida en Tenerife siempre ha sido influida por su volcán, El Teide. A 3.718 metros de altitud, se trata de la montaña más alta de España, y su fuerza crucial ha destruido pueblos al mismo tiempo que ha creado vida en forma de tierra fértil. Aquí encontrará Las Cañadas, uno de los cráteres más grandes del mundo, que estaba en erupción cuando Colón pasó por la isla en 1492. El terreno le permitirá realizar caminatas de diferentes grados de dificultad a través de pinos, campos de lava, paisajes lunares y bosques de laurel. La montaña era sagrada para los antiguos habitantes de la isla, los guanches. Cualquiera que pase unos días en la isla de Tenerife, tarde o temprano acabará entre las pequeñas carreteras que conducen a la cima de la montaña. Viajará entre las nubes y por encima de ellas, y quedará fascinado tanto por los cambios bruscos del tiempo como por las magníficas vistas del archipiélago canario. A pocos kilómetros de la nieve que cubre la cima del Teide, el paisaje árido que allí se desvela sirvió de escenario para muchas películas del oeste, así como para una de las películas más famosas de todos los tiempos: El planeta de los simios.

La parte árida de la isla, al sur del Teide, es ahora un parque de atracciones, mientras que en el norte encontrará un precioso valle verde que ofrece lluvia, cultura y muestras de la vida tradicional de la isla.

Pocos lugares pueden garantizar tantos días de sol como la punta sur de Tenerife. Aquí el desierto está repleto de flores rojas conocidas como hibiscos y de palmeras que se dejan mecer elegantemente por el viento. Un ingenioso sistema de irrigación y una vida de playa vibrante han convertido Los Cristianos y Playa de las Américas en poblaciones turísticas. Entre las rocas, los cactus y el paisaje árido han crecido hoteles de lujo, situados junto a las cuevas excavadas en las paredes de los acantilados que servían de vivienda a los antiguos habitantes de la isla.

 

Vuelos Hoteles Coches Vacaciones